Agradecemos sus donaciones


Canal de noticias



La explosión del meteorito de Nevada fue cuatro veces menor que la Bomba de Hiroshima

Manuel Blázquez - Astronomía

30 de Abril de 2012

Científicos de la NASA ofrecen nuevos datos sobre el meteorito que explotó en los cielos de Nevada y California, confirmado su naturaleza.


El pasado 22 de abril, los habitantes del área de Reno-Sparks en el estado de Nevada despertaron con una sonora explosión que llegó a oirse hasta en Sacramento, California, a cientos de kilómetros al Norte.

La NASA a través de su página web ha publicado una serie de comentarios de científicos que han evaluado el incidente. Entre ellos, Bill Cooke del Meteoroid Environments Office de la NASA, sita en el Centro de Vuelos Espaciales Marshall en Huntsville, Alabama, estima que el objeto que entró en la atmósfera y se torno en un bólido en llamas podría tener el tamaño de un furgoneta.

Según Cooke, el meteorito pesaba alrededor de unas 70 toneladas y en el momento de estallar liberó una energía equivalente a una explosión de cinco kilotones. Hay que tener en cuenta que la bomba que estalló en Hiroshima tenía una potencia de 20 kilotones, con lo que el sonido y la deflagración que provocó el meteorito de Nevada fue unas cuatro veces menor que los de una pequeña bomba nuclear.

Don Yeomans, científico de la NASA conocido por sus intervenciones en relación con el acercamiento del cometa Elenin el pasado verano, ha indicado que "la mayoría de los meteoros que se ven en los cielos nocturnos son del tamaño de piedras pequeñas o incluso granos de arena y su rastro permite observarlos durante un segundo o dos". Yeomans, del Departamento de Vigilancia de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) en Pasadena, California añadió además que "las bolas de fuego se puede ver con relativa facilidad durante el día y su tamaño en ocasiones puede varía entre una bola de beisbol y un vehículo."

Dado que en la Tierra, siete décimas partes lo forman los océanos lo más probable es que episodios como el de Nevada son poco habituales, ya que estos meteoritos suelen caer en el mar, en zonas en las qur es díficil que algún ser humano pueda verlo. "Un evento de esta magnitud podría ocurrir una vez al año", dijo Yeomans. "Pero la mayoría de ellos ocurren en el océano o en una zona deshabitada, por lo que llegar a ver a uno es algo especial".

La NASA detecta, rastrea y caracteriza a los asteroides y cometas que pasan cerca de la Tierra usando tanto equipamiento terrestre como telescopios espaciales. El Near-Earth Object Program, programa de Objetos cercanos a la Tierra, comúnmente llamado "Spaceguard", observa y descubre estos objetos, los cataloga y establece sus órbitas para determinar si alguno pudiera ser potencialmente peligroso para nuestro planeta.

La explosión fue seguida por multitud de medios de comunicación que desde el primer momento achacaron el origen del meteorito como procedente de la lluvia de estrellas de las Líridas, como publicó Milnumb.com en un artículo de principios de año.

Las Líridas tienen su origen en el cometa C/1861 G1 Thatcher. Entonces, se publicó que su pico de mayor actividad se situaría entre el 21 y el 22 de abril. Aparentemente no estaba previsto que fuera a resultar una lluvia espectacular con un máximo entre 10 y 20 bólidos por hora.