Noticias deportivas

Noticias deportivas

Artículos destacados en Deportes


El clásico Real Madrid-Barça, de nuevo de color blaugrana

Antonio Ruiz

18 de Enero de 2012

Un Real Madrid-F.C. Barcelona es, de entrada, siempre un superpartidazo. En esta ocasión, ambos equipos han mostrado su cara más competitiva. El Madrid ha empezado marcando pero el Barcelona ha situado finalmente el marcador en 1-2, ambos goles en la segunda parte. Mourinho tendrá que arriesgar aún más en la vuelta del Nou Camp si quiere al menos, la redención blanca.


Posiblemente, el mundo del fútbol está de enhorabuena en los últimos años. La densidad de clásicos Real Madrid - F.C. Barcelona es la mayor de todos los tiempos. Y en esta ocasión, el bombo ha hecho que el enfrentamiento entre ambos se anticipe un par de meses.

El partido no ha dejado indiferente a ningún aficionado en todo el planeta, ya sea merengue o culé. Sobre todo, porque esta vez se ha podido ver un partido menos trabado. La tónica general del partido, al menos en sus primeros 45 minutos, ha sido de juego total o al menos el concepto de juego total que tiene cada uno.

Han aparecido en juego como titulares, caras poco habituales como Altintop en el Real Madrid, aunque lo que más ha sorprendido es la alineación que ha planteado José Mourinho, subiendo a Pepe a la línea media.

El Real Madrid en la mayor parte del tiempo se ha mostrado dispuesto al manejar el contraataque y prueba de ello ha sido la cantidad de veces que Cristiano Ronaldo se ha lanzado a hacer los 100 metros lisos frente a uno o dos defensores barcelonistas. Normalmente, las arrancadas de Ronaldo han sido frenadas por un Abidal muy atento.

No obstante, en la primera mitad de la primera parte, un zurdazo de Ronaldo ha hecho que Pinto, que ha jugado como titular tal y como viene siendo habitual en los partidos coperos, se haya tragado una trazada diagonal que ha acabado en las mallas. A pesar de ir ganando 1-0, durante toda la primera parte, el Real Madrid no ha mirado al resultado y ha continuado presionando, defendiendo y lanzando a sus atacantes hacia arriba cuando ha hecho falta.

Por su parte, el Barça fiel a su habitual juego al toque hasta que, o aburre al contrario o encuentra un despiste, ha tratado de superar en varias ocasiones la línea de gol de Casillas. Hasta que al principio de la primera parte, tras un saque de esquina del Barcelona, ha aparecido Puyol, quién emulándose a sí mismo con la selección española, ha realizado un salto perfecto que ha permitido al Barcelona igualar el partido.

Hacia mucho tiempo que el Barcelona no marcaba de saque de esquina y esta vez ha sido Puyol, quien ha sido el referente defensivo tapando las inseguridades mostradas por Piqué. De nuevo, el contador del partido en tablas. Tras el empate del Barcelona, Iniesta en el lado blaugana y Benzema (minuto 12 de la segunda parte) en el lado blanco casi han marcado, manteniendo la tensión propia de los choques entre los dos mejores equipos del mundo. Pinto, tras el cabezazo de Benzema, ha mostrado sus mejores reflejos y parece haberse quedado en paz con la historia tras la pifia del gol madridista de la primera parte.

En el minuto 20 de la segunda parte, Mourinho ha vuelto a reorganizar el equipo en su clásico 4-3-2-1, cuando ha sacado del partido a Diarra por Ozil y a Higuain por Callejón, quién tras poco más de 2 minutos en el campo ha realizado una entrada fea que le ha supuesto la cartulina amarilla.

Tomas y dacas de ambos equipos, que han tratado de llevarse el gato al agua, tanto en el control de juego como en el control del marcador. En el '32, el Madrid ha visto como un pase de Messi ha llegado a las botas de Abidal quien desde la parte izquierda ha cruzado el balón delante de las narices de Casillas, quien solamente ha podido quedarse observando como el balón se colaba en sus mallas. Y el Barça, una vez más le ha marcado 2 goles a los blancos en el Bernabeu.

Todo parece indicar que los goles del del Barcelona en campo madridista sean posiblemente el mayor seguro de continuidad en la Copa para los blaugranas, habida cuenta que los madridistas todavía no han conseguido superar a los barcelonistas en el Camp Nou en los últimos años.

Pepe, seguramente roto, ha tenido que salir del campo en el '35 y en su lugar otro poco habitual en las filas madridistas de esta temporada, el pirata Granero. En esos momentos, el Madrid ha adelantado sus líneas defensivas hasta llegar al límite del suicidio. Mourinho estaba diciendo con este hecho que perder este partido no es una opción. El problema es que el riesgo asumido en defensa no se ha visto compensado con eficacia y efectividad en la delantera.

El Barça con el resultado, sin arriesgar y dejando que pasara el tiempo. También algún susto que otro. Y con el control del juego, ha ido marcando el tempo, tocando, mandando y poco a poco acercándose a la portería de Casillas. En las pocas ocasiones que ha podido contraatacar, la defensa madridista se ha encargado de sacar la pierna y cortar la entrada

Xavi Hernández se ha marchado del campo, felicitado por Cristiano Ronaldo y ha dejado su lugar a Tiago en el minuto 40 de la segunda parte. Isaac Cuenca ha salido en lugar de Cesc en el 43. El mensaje de Guardiola: "Firmamos por quedarnos así".

Llegado el momento del minuto 45, el Real Madrid seguía insistiendo en mostrar su interés por empatar, al menos el partido, pero no ha sido capaz. Mourinho ha apostado fuerte por una solución diferente y revolucionaria para afrontar el clásico y le ha salido finalmente el tiro por la culata.

En los últimos dos minutos, ya en el descuento, el partido se ha tornado enredado y lleno de faltas madridistas, quienes se ha visto superados una vez por los de Guardiola. Pepe, de nuevo ha dejado su firma, pisando la mano de Messi, en un acto feo por parte del madridista.