Búsqueda

El mundo educativo

La Educación en la prensa


Aprendiendo STEM

Tecnología, Informática y Proyectos, la esperanza para el éxito escolar

Manuel Blázquez - Educación

21 de agosto de 2014

Tecnología es la asignatura con más éxito en la educación Secundaria por el uso extensivo de la Informática y por su metodología basada en crear proyectos.


La asignatura de Tecnología va camino ya de los veinticinco años de vida en España. Creada con la ley de Educación Logse de 1990, ha ido incorporando metodologías, contenidos y planteamientos técnicos innovadores que han enriquecido a los alumnos de Secundaria a lo largo de este tiempo. La materia se ha actualizado con las diferentes leyes de Educación, siguiendo un patrón paralelo a los avances tecnológicos aparecidos en estas dos décadas, del que destaca Internet como medio de comunicación esencial.

Tecnología, la hermana pequeña de la Ingeniería

El planteamiento de la asignatura fue captado enseguida por los docentes. Era necesario ofrecer una visión práctica al aprendizaje de la materia, desligándose de los planteamientos metodológicos clásicos. En cierto modo, se puede definir esta disciplina como “mini-Ingeniería”.

La materia de tecnología es quizá la única que desde sus comienzos ha basado el aprendizaje en la realización de proyectos, estrategia actualmente utilizada por la mayor parte de las carreras técnicas y de carácter científico en el panorama universitario.

El método de realización de proyectos

El término “proyecto” tiene un alcance muy amplio. En nuestra vida ordinaria hacemos proyectos de viaje, proyectamos tener un hijo, comprar una casa o incluso en algunas ocasiones se habla de proyecto de vida, cuando se quiere dar un nuevo aire a nuestro planteamiento vital. Todas estas expresiones tiene un denominador común: la planificación de las acciones.

Restringiendo el término al alcance meramente técnico, la definición de proyecto se amplía a todos los trabajos de planificación, diseño, construcción y puesta en marcha de un sistema, un dispositivo o simplemente una idea original. La potencia de la aplicación de esta metodología al ámbito educativo reside, básicamente, en que es necesaria la concurrencia de diversas disciplinas para poner a funcionar la técnica y sobre todo, que de ese aprendizaje se beneficie directamente el alumno.

Los alumnos de Tecnología estudian a lo largo de cuatro años de Educación Secundaria Obligatoria y dos adicionales de Bachillerato, disciplinas como la Mecánica, los Sistemas Eléctricos, la Electrónica y la Ciencias de la Información y de la Comunicación. Pero esto no queda ahí, además han de saber conjugar todas ellas para elevar sus ideas a un fin mucho más útil, el servicio a la sociedad.

¿En qué consiste un proyecto técnico? Algún ejemplo

Desde el inicio del curso, los profesores de Tecnología plantean la asignatura según dos vías. Una primera e inicial, consistente en la impartición de conocimientos teóricos apoyados en gran medida con las capacidades audiovisuales que ofrecen las herramientas multimedia e Internet. Con una segunda vía práctica, se plasma de forma material los conocimientos estudiados.

A modo de ejemplo, los alumnos en los primeros cursos de ESO serán capaces de sostener a su profesor sobre una estructura realizada con pajitas para beber y material termofusible de unión, imitando a las estructuras de puentes o edificios y aplicando las mismas leyes que rigen los modelos originales. Otras estructuras como las dinámicas o libres de movimiento, también llamadas móviles, permitirán al alumno de forma muy simple el aprendizaje de las leyes de la palanca o las leyes de los momentos.

Conociendo como armar estructuras, los alumnos pasan a rellenarlas de mecanismos y medios de control eléctrico y electrónico a medida que superan los cursos. Así, resulta enormemente didáctico combinar la explicación teórica del funcionamiento de un motor eléctrico con la construcción de uno, utilizando para ello corchos de botellas, hilo eléctrico esmaltado, palos de brocheta a modo de ejes y un par de imanes. Y funciona. La visión de una construcción que por arte de magia comienza a moverse es una experiencia que los alumnos recordarán sin duda, cuando les expliquen en estudios superiores la teoría del electromagnetismo.

La informática como medio de control de sistemas

El aprendizaje de las Tecnologías de la Información se realiza desde el primer curso de educación secundaria. Los alumnos utilizan el ordenador inicialmente como herramienta ofimática para la generación de la documentación explicativa que acompaña todo proyecto. Pero es en los últimos cursos donde se le saca todo el partido a los ordenadores.

En los cursos más avanzados, los alumnos integran el ordenador en su proyecto como un elemento de control. Son capaces de programar acciones para introducir en un pequeño robot o incluso conectar, vía cable o por medio inalámbricos, un interfaz de control sobre el modelo de un sistema industrial como puede ser el control ambiental en una fábrica o la vigilancia exhaustiva del funcionamiento de un ascensor.

La ventaja de planificar

Expertos en pedagogía han llegado a la conclusión que aplicar la planificación de tareas de forma similar a como se emplean en el desarrollo de proyectos, aporta a los estudiantes herramienta básica en su actividad académica, pero también muy útil para desenvolverse en su vida ordinaria.


Este artículo fue originalmente escrito por el autor en Suite101.net