El mundo educativo

La Educación en la prensa

Artículos destacados en Educación, Formación y Cultura

B-learning: Una perspectiva mixta en la educación

Manuel Blázquez - Educación

23 de febrero de 2012

De la formación mixta de educación presencial y e-learning, aparece el b-learning, que con ayuda de herramientas informáticas y medios de comunicación digital, ofrece nuevas posibilidades de formación.


Con el uso de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación TIC, se han disparado las posibilidades de vías y medios de aprendizaje de cualquier disciplina. Tal diversidad de formatos de enseñanza favorece tanto a alumnos como a profesores.

¿Qué es b-learning?

De la posibilidad de utilización de diversos canales y fuentes de información como medios de acceso al aprendizaje, se creó el término B-Learning, del inglés “Blended Learning” o Aprendizaje Combinado.

De esta forma, expertos en educación han definido el B-Learning como aquellos recursos formativos de todo tipo, que las TIC ponen a su alcance a través de escenarios mixtos de formación. La asistencia a clase o lo que se denomina comúnmente, la formación presencial no desaparece sino que se completa con sesiones recibidas a través de un aula virtual posicionada sobre la plataforma de teleformación. En la práctica formativa, la metodología B-Learning se concreta en una enseñanza con tutorías personalizadas, videoconferencias, acceso a lecciones en aulas virtuales, chats y clases presenciales desarrolladas normalmente en grupo.

Predecesores del B-Learning

Inicialmente la educación no presencial o a distancia, utilizaba medios de comunicación como el correo ordinario o el teléfono como medios de asistencia. Posteriormente, a mediados de los años noventa, Internet se abrió paso en el ámbito educativo como medio de comunicación y soporte de la información. Se planteó, entonces, el término e-Learning como aquella metodología de aprendizaje que favorece la enseñanza desde ubicaciones diferentes del origen, utilizando transmisiones síncronas o asíncronas, es decir, comunicaciones en directo o comunicaciones diferidas, respectivamente.

Como ejemplo, una videoconferencia se entiende como una comunicación síncrona en la que tanto el formador como los asistentes comparten una formación en el mismo tiempo aunque en diferente localización. Por otra parte, una plataforma de aprendizaje, un blog educativo o un foro de discusión son ejemplos de formación deslocalizada y asíncrona.

Las ventajas de la aplicación de metodologías B-Learning

Son múltiples las ventajas que se obtienen de la aplicación de metodologías de enseñanza-aprendizaje, partiendo de una concepción espacio-temporal completamente nueva para el acceso a los contenidos. Un sistema B-Learning permite a los alumnos acceder a los propios contenidos de clase, a contenidos complementarios de ampliación o refuerzo o a la realización de actividades y tareas.

Esta idea conlleva a la personalización del aprendizaje, adaptándose a las capacidades e intereses de los alumnos. Con la asistencia de herramientas informáticas comunes se puede tejer una telaraña de contenidos mediante enlaces entre partes de la unidad estudiada o hacia vínculos de contenidos externos que permiten la visualización de ejemplos, el acceso a páginas monográficas o a todo tipo de literatura accesible en Internet.

Por otra parte, este sistema de enseñanza requiere un esfuerzo por parte del formador en la actualización y renovación de contenidos y materiales docentes. La heterogeneidad del alumnado obliga a la oferta de diversos caminos para acceder a los contenidos, de forma adaptada a las necesidades de los alumnos.

Otros modelos de aprendizaje

La enseñanza presencial, el e-Learning y el b-Learning resultan los componentes del eje principal de nuevos modelos de aprendizaje. Derivados de estos, se pueden encontrar toda una lista de sistemas de aprendizaje, como el m-Learning o aprendizaje móvil mediante el uso de tecnologías de la comunicación incorporadas dentro del contorno de aprendizaje.

En un paso más allá, el u-Learning, del inglés Ubiquitous Learning, o aprendizaje ubicuo utiliza entornos reales y virtuales de forma que el proceso de aprendizaje rodee al alumno en todas sus actividades dentro del sistema de formación aunque el propio estudiante no sea consciente del proceso de aprendizaje. Esta concepción de enseñanza incluye técnicas de dominancia (pervasive Learning o p-Learning), ambientes inteligentes (a-Learning), la inmersión en comunidades virtuales o el uso de servidores de información visual (v-Learning).

Los medios de comunicación al servicio de un sistema B-Learning

Partiendo de los conceptos comentados, lo lógico es pensar que los contenidos que un formador quiere transmitir a través de una plataforma de aprendizaje combinada han de ofrecerse de forma complementaria. Son tres los servicios de comunicación que suelen incrustarse en un sistema b-Learning: el chat, el correo electrónico y los foros de discusión.

El Chat suele ser la principal herramienta de comunicación síncrona y en tiempo real entre formador y estudiante, de forma escrita. Conviene pactar el momento, la duración y el tema a tratar para ganar en eficacia.

El correo electrónico, como medio de comunicación asíncrono, permite la extensión de comentarios y la posibilidad de diferir las respuestas para que su contenido haya sido madurado y documentado suficientemente.

Por último, los foros de discusión tienen un carácter público. Requieren una estructuración por temas o enunciados claramente expuestos por parte del formador. La creación de nuevos temas introducidos por parte de los alumnos permite el anidamiento de preguntas y respuestas típicas en un grupo de trabajo.


Este artículo fue originalmente escrito por el autor en Suite101.net