El mundo educativo

La Educación en la prensa

Artículos destacados en Educación, Formación y Cultura

Casi un tercio de los estudiantes huyen de las aulas

Manuel Blázquez - Educación

17 de febrero de 2012

Las cifras de abandono escolar en Educación Secundaria superan el 27%, lo que supone que casi un tercio de la población estudiantil pospone o abandona los estudios básicos. Y nadie ofrece soluciones a esta sangría de jovenes sin cualificación ni futuro.


La educación universal española asegura que toda la población tiene acceso a una educación Primaria y Secundaria hasta cumplir 16 años. A finales de la primera década del siglo XXI, la educación Primaria, hasta los 11 años de edad, se impartió en 13.502 centros educativos. La cifra de alumnos matriculados en los centros de Primaria tanto públicos como privados ascendió a 2.483.364 alumnos, lo que corresponde con un 5,38% de la población, lo que ya de partida es un dato que no ofrece buenas expectativas de regeneración poblacional.

El sistema educativo obligatorio español se inicia con seis cursos de Primaria

La etapa de educación Primaria contempla seis cursos y se imparte a alumnos entre los 6 y los 12 años. En general, según datos ofrecidos por el Instituto de Estadística INE y el ministerio de Educación, la cifra media de alumnos que acaban sus estudios de Primaria en 6 años es de un 85% aproximadamente. Esta cifra es significativamente satisfactoria para ofrecer una continuidad formativa en el alumnado español, habida cuenta que todavía se requieren 4 años más para completar los estudios obligatorios en la etapa de Educación Secundaria Obligatoria.

La continuidad educativa del sistema

La teoría dicta que todos los alumnos que superan la etapa de Primaria, siguen sus estudios de Secundaria obligatoria. Durante la década de 2000-2009, los valores medios de alumnado integrado en cada etapa de Primaria y Secundaria obligatoria han sido de 2.538 y 1.869 millones respectivamente, lo que supone una cifra de estudiantes matriculados en las etapas obligatorias de poco más de 4,4 millones de alumnos.

De forma global y conjunta sobre los datos de primaria y secundaria obligatoria (ESO), la evolución de las cifras acumuladas a lo largo de la pasada década 2000-2009 tiene un aspecto de suave campana invertida, con mínimos en los años centrales de la década. Este comportamiento se da fundamentalmente por motivos relacionados con situaciones transitorias relacionadas con variables de natalidad o freno en la inmigración. En la gráfica se han mostrado estos datos.

En cierto modo, hasta aquí los datos son más o menos claros y entendibles en su comportamiento. Pero si se analizan las variaciones en la evolución del alumnado año a año, los datos obtenidos esconden otro comportamiento.

El abandono de la Secundaria obligatoria

Las variaciones anuales en la etapa de Primaria son ascendentes. Esto significa que cada año que pasa desde 2000, el número de alumnos en Primaria ha crecido paulatinamente. Es verdad que los primeros años de la década no existió tal ascenso pero el descenso fue menor.

Por el contrario, en los últimos años de la década se han ido produciendo ascensos en las variaciones de matriculación no vistos desde los años 80. La razón: fundamentalmente el efecto 2000 versión demográfica o "baby-boom" del milenio, cuyos efectos aún se siguen sintiendo en las familias españolas. En la gráfica 2 se puede observar esta situación, así como las variaciones en la etapa de ESO.

Alto nivel de abandono de los estudios en España para trabajar

Precisamente, el patrón descrito anteriormente no se repite en la etapa de Secundaria obligatoria. En la misma gráfica 2 se puede observar un descenso continuado de valores en el alumnado, si bien con tendencia a la recuperación. Este comportamiento es extraño, habida cuenta que hablamos de una etapa educativa de carácter obligatorio.

Y no es una cifra menor, ya que estos crecimientos negativos supone una pérdida de aproximadamente 100.000 alumnos. ¿Cómo se explica esta pérdida de alumnado de forma continuada en la etapa de Secundaria obligatoria? Las razones apuntan claramente a un abandono por parte del alumnado, que desmotivado, espera cumplir 16 años para incorporarse en el mercado laboral aunque sea sin titulación.

El proceso de abandono al detalle

Los alumnos siguen una estrategia común sobradamente detectada por los docentes: se produce un cambio de actitud durante el primer trimestre del primer año y esa actitud pasiva aumenta a lo largo del curso. Así, se produce una acumulación de alumnos repetidores en 1º y 2º de ESO, que teóricamente corresponde con edades de 12 y 13 años.

Repiten cada curso y cuando con 15 años alcanzan 3º de ESO, es el momento en el que las familias detectan la verdadera magnitud del problema, con pocos visos de solución, al menos a corto plazo. Estos alumnos pierden de nuevo este curso y se desmotivan finalmente, por lo que abandonan el sistema educativo al llegar a la edad de 16 años, la mínima edad requerida para incorporarse en el mercado laboral, o para abordar estudios a distancia.

En términos de finalización de estudios, la tasa de alumnado que titula en educación Secundaria obligatoria, es decir, el porcentaje de alumnos que terminan la etapa del conjunto de alumnos que la inició, se puede ver representada en la gráfica 3. De ella, se pueden extraer dos conclusiones directas. La primera es que más del 25% del alumnado en España no consigue un título básico. La segunda es que la situación no mejora significativamente con el tiempo.


Este artículo fue originalmente escrito por el autor en Suite101.net