NOTICIAS DE LA CIENCIA

Canal de noticias de la NASA Canal de noticias de MUY Interesante Canal de noticias del NOAA - Vigilancia atmosférica

NOTICIAS DE LA INGENIERIA

IEEE Spectrum magazine PING - Proyectos de Ingeniería

Artículos destacados en Ingeniería y Ciencia

Alternativas factibles a la energía nuclear, ¿son posibles?

Manuel Blázquez - Ciencia e Ingeniería

27 de Marzo de 2012

Actualmente los países que no disponen de instalaciones nucleares corren el riesgo de desenergizarse e incluso sufrir crisis energéticas serias. Pero por otra parte, su mantenimiento es costoso y no garantiza el 100% de seguridad. ¿Qué caminos alternativos existen?



Según los productores de energía eléctrica, las fuentes energéticas nucleares son la única alternativa que tenemos como solución a corto plazo para alimentar nuestras ansias consumistas. Pero tal y como sucedieron los acontecimientos tras el terremoto de Japón y las graves consecuencias en la central nuclear de Fukushima, el mundo no termina de confiar en la seguridad que se promociona como valor de sus instalaciones.

Y para añadir leña a este fuego, la canciller Angela Merkel, presionada por su propio país, no dudó ni una semana tras la crisis nuclear japonesa en decidir cerrar tres centrales nucleares del estado de Baden-Würterberg. Aunque la decisión ya estaba tomada con anterioridad, dado que las tres centrales ya habían superado el límite de vida, los acontecimientos mundiales de hace un año aceleraron la puesta en práctica de las órdenes de clausura de las centrales.

Los detractores de la energía nuclear muestran su irritación aduciendo que, por muy seguras que sean las centrales nucleares, siempre habrá un riesgo sobre ellas en el momento en que aparezcan en escena fuerzas naturales de enorme magnitud como el tsunami sobre la costa Este del país nipón.

En frente, los defensores que justifican la energía nuclear como la fuente más económica y que genera mayor potencia para cubrir las necesidades energéticas de la población. La dependencia económica del petróleo y los efectos de los gases contaminantes como los gases de efecto invernadero son argumentos muy utilizados por los portavoces de asociaciones y lobbies de la industria nuclear.

Mientras tanto, la energía nuclear se mantiene en el mundo en un peligroso equilibrio entre aquellos países que apuestan firmemente por el paulatino desmantelamiento de sus centrales y otros que tiene proyectada la construcción de nuevas centrales como Rusia, Finlandia o China. En resumen, en la sociedad está abierto el debate sobre la necesidad de este tipo de fuentes de energía.

España entre lo nuclear y lo renovable

El caso español es similar al alemán. Ya se cerró la central nuclear de Valdellós I en 1989. En un intento por reciclar las instalaciones, se propuso que fueran las que acogieran el proyecto ITER de central de fusión nuclear para el proyecto europeo, aunque se eligió Cadarache en Francia como la ubicación definitiva. La central nuclear José Cabrera ya fue cerrada en 2006 y el Ejecutivo español tiene como objetivo próximo el cierre de la central de Santa María de Garoña construida en 1971, en la provincia de Burgos.

No obstante, el periodo operativo de las centrales españolas no tiene un periodo fijo establecido. De forma similar al caso canadiense, cada central está sometida a evaluaciones periódicas sobre sus instalaciones, consecuencia de las cuales se emiten autorizaciones de renovación de plazo por diez años desde el Consejo de Seguridad Nuclear.

En paralelo, los planes estratégicos nacionales en materia de energía tienen previsto un calendario de puesta en funcionamiento de instalaciones de energía renovable dispersas por la geografía española que vendrían a suplir la ausencia energética de las centrales nucleares en caso de falta de autorización para seguir funcionando.

La fusión nuclear la alternativa definitiva

Como medida a corto plazo que pudiera sustituir la energía nuclear, solo se dispone de planes de puesta en marcha de instalaciones de energía renovable. La energía fotovoltaica y la energía eólica parecer ser las de mayor acogida entre los planes de los diferentes Gobiernos mundiales.

Pero aunque necesaria su existencia, los expertos indican que según la inversión planificada de reemplazo de la energía nuclear a nivel global, las energías renovables generarían potencia insuficiente por sí mismas para atender a las necesidades energéticas de la sociedad.

Como solución a largo plazo, y se habla de más de 50 años, la fusión nuclear parece ser la solución energética definitiva. Se trata de una forma de generación energética absolutamente limpia ya que no genera residuos o los que genera pueden ser reutilizados en otras actividades industriales.

Recursos naturales ilimitados en la tecnología de fusión

Además, los recursos naturales empleados para poner en marcha una central de fusión son ilimitados al usar hidrógeno como la principal fuente de materia prima. Y precisamente hidrógeno es el elemento más abundante tanto en la atmósfera como en los océanos.

La seguridad en las futuras centrales de fusión es inherente a los sistemas, es decir, si el proceso de generación se detiene la parada de la central es segura. Esto se contrapone al método de apagado de la central nuclear de fisión que no puede ser desconectada jamás mientras el núcleo del reactor contenga material radiactivo.

La investigación en fusión nuclear ha sido planificada desde una perspectiva internacional siguiendo la máxima de gastos compartidos para uso compartido. Inicialmente el proyecto JET se inició en 1983 en suelo británico como plataforma de lanzamiento del proyecto ITER en el que participan la Unión Europea, Estados Unidos, Japón, Rusia, China y Corea.

Mediante este proyecto se ha comprobado la viabilidad de futuras instalaciones de fusión con la construcción del primer reactor de fusión que se espera entre en funcionamiento en 2019.

Este artículo ha sido publicado anteriormente por el autor en Suite101.net.