Agradecemos sus donaciones




Artículo destacado en Sociedad y Medios de Comunicación





Strauss-Kahn contraataca al pedir un millón de dólares a su acusadora por difamación

Manuel Blázquez - Sociedad

17 de Mayo de 2012

El anterior director del FMI, interpone una demanda millonaria a la limpiadora que le acusó de intento de violación. Ella ha tachado la medida de desesperada. Muchos analistas piensan que la contrademanda será rechazada pero promete ser todo un culebrón.


En la misma semana en la que Francois Hollande fue investido Presidente de la Republica de Francia, tras ganar las elecciones presidenciales al anterior presidente Nicolas Sarkozy, el que iba a ser el líder del partido Socialista y anterior director del FMI, Dominique Strauss-Kahn parece que vislumbra la luz al final del túnel en un caso que acaba de cumplir su primer año.

Dominique Strauss-Kahn, quien fue detenido por un supuesto ataque sexual a una limpiadora del hotel en el que se alojaba, ha demandado a la supuesta víctima de agresión sexual, por daños morales. Según su demanda, Strauss-Kahn alude directamente a un daño serio a su reputación por una acusación falsa de la limpiadora.

Y la demanda no es moco de pavo. El anterior director del FMI pide la cifra de un millón de dólares para resarcir su nombre a la limpiadora Nafissatou Diallo, en una contrademanda que tiene más de desesperada que de veraz. En ningún momento, Strauss-Kahn ha indicado que no hubiera contacto físico entre ambos, pero según afirma, todo lo que sucedió fue de mutuo acuerdo.

Los abogados de Diallo han salido a la palestra tras conocer las intenciones de su oponente y le han nombrado como ejemplo de "actitud misógina". Incluso han llegado a acusarle de estar involucrado en una red de prostitución en hoteles en Francia. Hasta la semana pasada, los investigadores franceses también estudiaron las acusaciones que situaban a Strauss-Kahn en una violación durante una fiesta de sexo en un hotel de Washington en 2010. Por otra parte, una escritora francesa lo acusó el año pasado de haber intentado violarla durante una entrevista en 2003, aunque sostuvo que era demasiado viejo para conseguirlo. Él niega todas las acusaciones, pero todas van dirigidas en el mismo sentido

La limpiadora del hotel, Diallo, ha indicado que "Al igual que con su petición de inmunidad diplomática, estamos completamente seguros de que esta última maniobra desesperada será rápidamente rechazada", según el comunicado que han enviado a los medios sus abogados Kenneth W. Thompson y Douglas H. Wigdor a través de un correo electrónico.

A continuación, se ha transcrito la noticia tal y como el autor de este artículo la publicó hace un año exactamente cuando ocurrió el incidente.



Nueva York, 17 de mayo de 2011

La detención, sin inmunidad aplicada a Dominique Strauss-Khan en Nueva York, este fin de semana ha sido recibida como un terremoto entre los principales analistas económicos, a pesar que las instituciones europeas y el FMI hayan intentado transmitir la sensación de normalidad al haber nombrado un director gerente adjunto del Fondo Monetario Internacional, para asistir a las reuniones de principio de semana en Bruselas.

El director del FMI se enfrenta a una acusación seria y con fundamentos, como así ha mostrado la jueza de Manhattan encargada del caso, Melissa Jackson, la cual ha negado la libertad bajo fianza al político francés. Strauss-Khan se mantendrá bajo arresto al menos hasta que se celebre la próxima vista el viernes 20 de mayo.

El pasado sábado 14 de mayo, el político francés fue detenido en el aeropuerto neoyorkino JFK. Los cargos, sin duda, son serios, “agresión sexual, intento de violación y secuestro” a una mujer trabajadora del Hotel Sofitel New York. Según las declaraciones de John McConnell, fiscal adjunto de distrito, Strauss-Khan fue detenido cuando intentaba tomar un vuelo fuera de los Estados Unidos, motivo por el cual era muy posible una huida y por tanto, esencial la detención sin posibilidad de libertad bajo fianza.

Los cargos, a juicio de McConnell, son claros: “El acusado retuvo a la mujer en su habitación, la manoseó, rompió su ropa interior y la forzó hasta el punto de intentar que esta le practicara sexo oral”. Además, tras visionar los videos del Hotel, el fiscal argumentó que al salir del establecimiento, Strauss-Khan parecía un hombre con mucha prisa.

Los abogados del presidente del FMI, que han declarado al acusado como "no-culpable", han indicado que tal acusación es falsa e infundada, ya que en el momento en que la denunciante afirma que ocurrió el suceso, Strauss-Khan estaba almorzando con su hija. El fiscal ha respondido que tal coartada es falsa, dado que el suceso había ocurrido una hora antes de lo que se hubo publicado en un principio.

No obstante, los abogados de Strauss-Khan se han mostrado muy seguros de conseguir la libertad bajo una fianza de un millón de dólares. El dinero, según sus declaraciones, sería entregado por su mujer, la cual se encontraba en ese momento volando desde Paris a Nueva York. En cualquier caso, el presidente del Fondo Monetario Internacional se enfrenta a una pena de cárcel de 25 años.

Por su parte, la presunta víctima, que según detalles de la policía se trata de una mujer de 32 años inmigrante africana, identificó positivamente a Dominique Strauss-Khan como su agresor, tras lo cual abandonó las dependencias policiales de la Unidad de Víctimas Especiales, en una furgoneta de la policía.

La biografía de Strauss-Kahn Nacido en la villa cercana a París, Neuilly-sur-Seine en 1949, Dominique Strauss-Khan fue profesor de Economía en la Universidad de Nancy en los años 1970 y subió a la política de primera línea al ser nombrado ministro de Comercio Exterior en los primeros años 90, bajo la presidencia de François Mitterrand. Posteriormente, fue nombrado ministro de Economía entre 1997 y 1999, ya durante la presidencia de Jacques Chirac.

Precisamente, al anunciar Chirac su renuncia a un tercer mandato presionado por acusaciones de corrupción, Strauss-Khan postuló su candidatura a presidente de la República al partido socialista, pero sus militantes eligieron a Segolene Royal para enfrentarse a Nicolás Sarkozy en las elecciones presidenciales.

Tras suceder en 2007 al español Rodrigo Rato al frente del Fondo Monetario Internacional, Strauss-Khan ha mostrado gran pericia manejando el tsunami de la crisis. Los principales analistas económicos han valorado sus acciones en pos de evitar la propagación del desplome económico de países como Grecia, Irlanda y Portugal, hacia el resto de la Eurozona, aplicando medidas estratégicas que han limitado los daños.

Un político perseguido por los escándalos

A lo largo de su carrera política, tanto en Francia como después en el FMI, su nombre se ha visto envuelto en diversos escándalos de los que hasta ahora había salido bien parado. Ya como ministro de Economía fue acusado de corrupción tras un escándalo financiero.

Es pública su fama de mujeriego y esto le llevó a pedir disculpas a sus colegas del FMI, por su relación sentimental extra matrimonial con una economista húngara Piroska Nagy, entonces alta funcionaria del Departamento para África del FMI. Esta relación trajo consigo un turbio asunto en el que Strauss-Khan fue acusado de abuso de poder. Entre otras acusaciones, presuntamente provocó la salida de la funcionaria del FMI por medio de presiones e indemnizaciones superiores a lo que correspondía.

Para la realización de este artículo, el autor ha recopilado los datos publicados por el mismo en Suite101.