Artículos destacados en Nuevas Tecnologías


Anonymous anuncia que ha atacado a la CIA

María Bodega - Internet y ciberhacking

11 de Febrero de 2012

En la batalla que se libra en Internet por quien es el más seguro, Anonymous actúa como el testeador de vulnerabilidad de los sitios web. Las agencias gubernamentales, como esta vez la CIA o antes el FBI, y los que actúan contra la libertad total en Internet son sus blancos.


Desde hace mucho tiempo, el grupo de ciberactivismo Anonymous tenía ganas de atacar a la CIA. De hecho el pasado diciembre lo hicieron contra un contratista del gobierno, con estrechos lazos gubernamentales, del cual publicaron datos de clientes y números de tarjetas de crédito.

En esta ocasión, el anuncio ha sido un escueto tweet en el que el grupo indicaba "CIA Tango down", una frase empleada por las Fuerzas Especiales después de matar a un enemigo. Y no es la primera vez que se traspasan la seguridad de la CIA. El pasado mes de julio, LulzSec hizo lo mismo. Pero esta vez, el fantasma de Megaupload es la justificación para cualquier ataque con signos de vendetta de los piratas. El sitio de la CIA permaneció fuera de acción la noche del viernes por varias horas, mientras que una portavoz dijo que la agencia estaba investigando los reportes.

El sitio web de la Agencia norteamericana estuvo fuera de combate durante varias horas del viernes, aunque la única respuesta por parte del atacado fue un escueto, "Estamos investigando el incidente" , según un portavoz.

No está claro hasta el momento pero todo apunta a que se trata de un ataque de denegación de servicio, el conocido como DoS, muy habitual en el caso de Anonymous. Este tipo de ataques no requieren mucho tiempo para ser preparados y Anonymous dispone entre sus filas de los recursos necesarios para realizarlo. De hecho, son centenares los ataques similares que se producen a lo largo del año por las células anónimas.

A principios de mes, Anonymous interceptó una comunicación entre el FBI y Scotland Yard en la que ambos discutían las acciones a tomar contra los hackers. Anonymous la publicó inmediatamente y una información que en principio estaba destinada a agentes de las fuerzas de seguridad de ambos países, se convirtió en toda una revelación de métodos de seguimiento a los piratas, rastreo de señales, interceptación de comunicaciones y todo un arsenal infórmatico en manos de las dos principales potencias mundiales.

Aún así, los hackers supieron que tecla tocar para obtener la información y difundirla. Dado que según la policia de Londres, no habían sido identificados riesgos operacionales, la cuestión quedó en un tirón de orejas a quienes se suponen que nos protegen como ciudadanos.

Por su parte, Anonymous sacó pecho ante el incidente indicando que "El FBI debe sentir curiosidad sobre cómo somos capaces de leer continuamente sus comunicaciones internas desde hace un tiempo"